Inversión hoy, éxito de futuro 0

Afortunadamente, el mundo de la tecnología ha llegado también a ámbitos empresariales y a la gestión de recursos humanos. Es importante que cuando emprendemos un nuevo caminar nos enteremos también de la tecnología que tenemos disponible y que nos hace la vida mucho más fácil.

software-control

El diseño de software adaptado a las empresas es un instrumento cada vez más común y más barato. Más económico porque existen multitud de autónomos que se dedican a ello y la competencia entre ellos es realmente voraz.  Además, al tener más abanico de posibilidades podremos elegir la mejor opción.

No sería completamente ético decir que debemos aprovechar esa oportunidad para lograr el soporte que necesitamos al mejor precio, pero la realidad manda y necesitamos controlar bien los gastos para no entrar en una dinámica de pérdidas continúas. Siendo esto así, es recomendable que además del precio miremos otros aspectos que nos pueden interesar.

Precio sí, pero efectividad también

No nos sirve una empresa en la que la creación del software sea realmente barata si el servicio post-venta que nos ofrecen es malo o poco eficiente. A ves, hay que sopesar aspectos más allá del precio porque lo que queremos conseguir es que ante cualquier problema tengamos  una respuesta rápida.

Normalmente, cuando elegimos un software para que nos eche una mano a la hora de elegir y registrar a nuestros posibles candidatos, el principal objetivo es que sea muy intuitivo, como lo es el de Grupo Castilla. De esta manera, cualquier trabajador, aunque no esté necesariamente puesto mucho en nuevas tecnologías, puede utilizarlo sin necesidad de que alguien le este aclarando dudas continuamente.

La importancia de la formación

Si lo que buscamos es formación auxiliar administrativo por ejemplo, una de las web que nos puede ayudar es esta misma.  Lo mismo ocurre cuando nosotros como personas normales queremos prepararnos para ese tipo de trabajos. En esta web nos ofrecen formación completa para que desempeños nuestros trabajo sin ningún problema y nos adaptemos mejor al mundo laboral.

Igual que necesitamos un auxiliar que rinda y que controle todo el proceso productivo y de papeleo, también necesitamos formar a esas personas en las bondades y soluciones que nos aporta la tecnología. SI invertimos en mejorar la plantilla y hacer que su vida y su trabajo sean mejores, casi con toda probabilidad, se sentirán más motivados y estarán más felices. Es una apuesta de futuro, contratar a una empresa de creación de software es apostar por el avance y la mejora continua.

Tipos de auxiliar administrativo 0

Quejas y Reclamos

Con el nombre auxiliar administrativo (conocido comúnmente como secretario o secretaria) se hace referencia a una profesión que está orientada a la realización de tareas administrativas. Por lo general se trata de tareas que el encargado principal de la gestión de determinados establecimientos o negocios no tiene deseos de llevar a cabo.

A pesar de la creencia frecuente, los quehaceres de los secretarios resultan elementales en cualquier centro privado o público. Algunas de estas actividades son: la recepción de documentos, contestar llamadas telefónicas de clientes, atender a las visitas, hacer cálculos básicos, organizar documentos según un archivo, efectuar trámites, manejar expedientes, disponer de una agenda telefónica actualizada y mantener al día un cronograma en donde figuren las reuniones, entre otras.

Además de todo lo mencionado anteriormente, cabe señalar que un auxiliar administrativo debe tener determinados conocimientos para resultar exitoso en sus tareas. En primer lugar, tiene que saber sobre los departamentos de las Administraciones Públicas con los que más se vincula la sección en la cual se desempeña. T

También es de suma importancia que pueda manejar una amplia gama de maquinarias de oficina (ordenadores, calculadoras, fotocopiadoras y diversos programas informáticos). Por último, a un secretario eficiente le corresponde disponer de conocimientos en protocolo empresarial e institucional.

En pocas palabras, el auxiliar administrativo es el que se encarga de realizar todas las actividades de gestión de una compañía. Se trata de la colaboración máxima de un directivo, quien cuenta con este tipo de ayuda para que sus tareas sólo se limiten a tomar decisiones que beneficien a la empresa. Por otro lado, es importante considerar que existen varios tipos de secretarios, es decir, múltiples roles de auxiliares administrativos que merecen la pena ser distinguidos.

Es por esto que a continuación ofreceremos un listado en donde figuran las posibilidades profesionales de estos trabajadores:

  • Empleados con el título de Auxiliar Administrativo: Es importante tener en mente que esta profesión recientemente cambió su denominación a “Gestión Administrativa”. Estos individuos suministran asistencia a departamentos específicos de una empresa, tales como recursos humanos, contabilidad, marketing, ventas, etcétera.
  • Project Assistants: Los auxiliares administrativos pueden trabajar bajo esta denominación en proyectos específicos. Se desempeñan aportando ideas de soporte directo al plan, como por ejemplo la gestión de documentación.
  • Asistentes Personales: Ofrecen apoyo directo a una persona de alto cargo en una empresa. Los auxiliares, en este caso, se encargan de facilitar al máximo las tareas del superior para el que trabajan.
  • Recepcionistas: Éstos reciben tanto a los clientes como a los proveedores, realizan tareas de atención en persona y por teléfono, organizan citas, establecen una agenda y son la cara visible al público.
  • Auxiliar de cuentas: Estas personas se ocupan del departamento financiero de las empresas. Gestionan las cuentas de pagos y cobros.

Auxiliar administrativo 0

Muchos jóvenes piensan en hacerse funcionarios de la administración pública como una oportunidad en su carrera laboral, pero a veces olvidan cuáles son las labores propiamente dichas del puesto que están estudiando.

Las funciones de un auxiliar administrativo suelen tener más peso del que el común de la gente considera, ya que en sus espaldas recae la responsabilidad de encargarse de las llamadas telefónicas, su traspaso a quien corresponda, o la correspondencia, en cuanto a su recepción y envío.

Además del compromiso para hacer este tipo de trabajo de forma correcta, debe mostrarse siempre amable y proactivo con el público. Saber soportar la presión de ser muchas veces la única cara visible de una empresa es para personas con un alto grado de paciencia..

Un auxiliar administrativo también se ocupa de redactar informes mensuales, elabora y actualiza ficheros, archivos y bases de datos. Además, se encarga de llevar las estadísticas de la compañía en caso de que se encuentre capacitado y así se lo requieran.

Si bien puede tener sus actividades ya especificadas, para hacer sólo lo que le corresponda, puede que termine desempeñándose como un “comodín”. Es por eso que sus conocimientos y su habilidad para poder sobrellevar cualquier tipo de situación lo convertirán en un personal muy valioso dentro de la empresa. Cualquier conocimiento que pueda tener como  por ejemplo en reparación de PC o mucho manejo de las herramientas informáticas, le darán dentro de su espectro de ascenso un buen posicionamiento.

La lista que puede hacer de un auxiliar administrativo un buen empleado es muy extensa, pero sin dudas puede resumirse en algunos puntos particulares.

Debe ser un empleado muy activo, predispuesto al trabajo y buscando siempre encontrar soluciones para los problemas que puedan surgir. Se espera que además sea una persona muy organizada, porque puede que muchas veces sea la cara visible de la empresa y suele ser el blanco de las preguntas de muchos clientes. Debe ser un empleado con cierto dinamismo ya que debe tener que poder lidiar con los compromisos de sus superiores sin titubear.

Y al tratarse de un sector administrativo, sin duda, debe tener capacidad para confeccionar cheques, realizar o recibir pagos, y conocimiento sobre cuentas. Si tiene buena presencia es mucho mejor, ya sea hombre o mujer, debe corresponder su estilo con el de la empresa.

Y a todas estas cualidades, se puede sumar que los empleadores suelen valorar el constante crecimiento personal, y la capacitación que progresivamente se vaya logrando en diferentes aspectos de su trabajo.